domingo, 24 de agosto de 2008

CARCABUEY VUELVE A VIBRAR CON EL TORO DE CUERDA DE LA AURORA










Carcabuey vivió ayer con intensidad su tradicional Toro de Cuerda, este año con cierto aire de recuerdo de aquel Congreso Nacional que sin lugar a dudas supuso un antes y un después para esta genuina celebración.
Mucha gente se agolpaba a lo largo del recorrido para ver las evoluciones de las dos vaquillas y el novillo (creo que cuatreño) que ayer se corrieron en Carcabuey. Las dos primeras más veloces y por tanto con más juego para los valientes corredores que se atrevieron a correr delante de ellas. No fue así con el toro, que tras una primera carrera en dirección a la Cruz de los Mozos, bajó nuevamente, totalmente aquerenciado, hasta los cajones de salida, y tras varios intentos por parte de los Mozos de Cuerda para que continuara por el resto del recorrido, tuvieron que desistir y devolverlo al cajón.
Enhorabuena, una vez más, a la organización y a todos los colaboradores, por su contribución para que un año más el toro de cuerda de la Aurora fuese un éxito y no se registraran incidentes dignos de mención.
Pero si me lo permiten los señores de la organización, de cara a la próxima cita del mes de septiembre, deberían dar algo más de facilidades a los que trabajamos en los medios de comunicación y, sobre todo y de manera especial, ofrecer unas cuantas lecciones de cortesía a determinados "miembros" de la organización, ataviados con sus respectivas camisetas, que lo que prohiben por un lado, se lo saltan a la torera por otro.
Me explico. Cuando llegué ayer a Carcabuey, solicité permiso para hacer fotografías sobre el cajón donde se encontraban las reses, a lo que un señor, ataviado con la citada camiseta y un aire ciertamente despectivo, me indicó textualmente: "Aquí no se sube nadie". Mi gozo en un pozo, pensé. Pero cual fue mi sorpresa cuando tres minutos después veo la parte del cajón atestada de gente y el susodicho, allí tan pancho.
Siempre hubo ricos y pobres, pero en estos casos, los ricos deberían tener en cuenta que algunos pobres, lo que pretendemos en currar y ofrecer a los que no estuvieron allí la posibilidad de que participen del evento en cuestión. Evidentemente, este señor no lo entendió así. Allá él con su "responsabilidad" y su bonita camiseta.
En fin, dicho queda y espero que los señores de la organización tomen note y sepan a quién colocan y dónde.

2 comentarios:

TomasdeAquino dijo...

De nuevo una fiesta salvaje donde llevar a los toros a un nivel de stress y angustia tremendo.
Ni siquiera los taurinos consideran que este tipo de acciones son dignas.

frueda dijo...

Estimado Rafa, había orden de que nadie se subiera a los cajones por no someter al animal a más estrés del debido.
Te pido mil disculpas por este hecho, para el próximo domingo día 7 me puedes buscar a mi o a alguien de los coordinadores (Acisclo y Quinito) y te acreditaremos para que puedas hacer tu trabajo como dios manda.
Muchas gracias por tu labor y te espero el día 7 a las 11,30 H.