jueves, 3 de septiembre de 2009

TRIUNFO DE CURRO JIMÉNEZ GRACIAS A UN GANADO DE EXCEPCIÓN






Ganado: Seis toros de Ramón Sánchez Recio, muy bien presentados, serios de hechuras, nobles y con fijeza en los engaños, destacando los lidiados en cuarto y sexto lugar, premiados con una merecida vuelta al ruedo.
Víctor Janeiro: tres pinchazos y estocada (silencio); y estocada (dos orejas).
Antón Cortés: pinchazo y estocada caída (una oreja); y dos pinchazos y media estocada (una oreja).
Curro Jiménez: estocada caída (dos orejas); y estocada (dos orejas y rabo).
Plaza: Priego. Media entrada en tarde de temperatura agradable.
La gran calidad del ganado y el nuevo triunfo de Curro Jiménez en su localidad natal resumen lo ocurrido esta tarde en el festejo celebrado en Priego con motivo de la Feria Real. Dos gratas sorpresas toda vez que las reses de Ramón Sánchez Recio sustituían a las anunciadas de Corbacho Grande, mientas que para Jiménez era la primera tarde en la que se vestía de luces esta temporada, por lo que en los prolegómenos, todo eran conjeturas que desde el momento que saltó al ruedo del efímero coso el primero de la tarde se fueron disipando. Toros muy bien presentados para una portátil, nobles, codiciosos con los engaños, que fueron en algunas ocasiones hasta tres veces al caballo y para satisfacción de los matadores, con embestidas inagotables, destacando en este sentido los lidiados en cuarto y sexto lugar, para los que los que ondeó el pañuelo azul en la presidencia con todo merecimiento.
Y claro, con semejante material, con poco que se hicieran las cosas medianamente bien el triunfo estaba asegurado, como así lo consiguió Curro Jiménez, rotundo en el que cerraba plaza, con el que cuajó los mejores momentos de la tarde al tomar los engaños con la zurda y dejar para el recuerdo dos tandas de naturales de primorosa factura. Igual de firme estuvo con la diestra, dando al toro el sitio que necesitaba y tomándose su tiempo entre tanda y tanda, gustándose en cada pase y de manera especial en los remates, redondeando una gran actuación con la estocada final. Todo lo contrario que en su primero, en el que pese a recibir dos orejas un tanto generosa, atosigó a su oponente, no encontrando el sitio en ningún momento de su actuación, como siempre, plagada de pundonor y entrega.
Junto a Curro Jiménez, Víctor Janeiro protagonizó otro de los momentos destacables de la tarde, en concreto durante la faena de muleta al noble cuarto, toro de embestida interminable y una gran fijeza, con el que el de Ubrique, muy en torero, cuajó una gran actuación en la que sobresalieron los derechazos de largo trazo muy bien rematados con el de pecho, perdiendo en el que abría plaza los trofeos al errar en demasía con la espada.
Por su parte, el albaceteño Antón Cortés mostró muchas precauciones cuando tomó la muleta en sus dos oponentes, a los que siempre toreó para fuera y a excesiva distancia, gustándose por contra con el capote en sus dos toros, tanto en los lances de recibo como en los quites.

3 comentarios:

JUAN dijo...

Rafael, una pregunta: En la primera fotografía, se ve una pintada en las tablas, ¿Qué ponía extactamente?...

Un saludo.

Salvador Giménez dijo...

Te lo cuento yo lo que ponia. NO A LA TORTURA ANIMAL BASTARDOS. Una vez mas los 'tolerantes' hicieron acto de presencia. La empresa y la peña no tuvieron el detalle de borrarlo. Un bote de pintura en spray color rojo inglés no cuesta nada en los 'chinos'.

JUAN dijo...

Gracias Salvador. Me lo temía al ver esa parte de la pintada en la foto, por eso he preguntado, pero sinceramente no alcanzaba a creerlo. La verdad es que se podía haber borrado.

Un saludo.