lunes, 21 de septiembre de 2009

MIS QUERIDOS COMPAÑEROS DE FATIGAS





Como ya hice el pasado año, uno de los post de esta temporada que ya está dando sus últimos coletazos obligatoriamente tiene que estar protagonizado por mis compañeros de fatigas en la información taurina. Muchos de ellos hacen más kilómetros que el baúl de la Piquer, no se pierden un festejo y no les importa soportar un sol de justicia con tal de cumplir su cometido.
Este año, con algún que otro susto en el cuerpo como el que vivieron muchos de ellos en Cabra, han seguido cumpliendo su cometido a la perfección, tanto en al prensa escrita, radio, televisión e Internet, donde continúan surgiendo nuevas web y blogs dedicados a la Fiesta. Como digo, no les ha importado conducir cuatro horas y meterse entre pecho y espalda casi 400 kilómetros, ni llegar tarde a casa un día sí y el otro también, e incluso renunciar a días de vacaciones. La afición de mis compañeros está por encima de cualquier impedimento y doy buena fe de ello.
También quiero agradecerles a todos los "cables" que en determinados momentos me han echado, la ayuda prestada y la generosidad con la que algunos de ellos acudieron a mi llamada allá por el mes de enero, cuando me enfrasqué en la organización de las jornadas taurinas de Priego. Gracias de corazón a todos y espero que sigáis durante mucho tiempo con esa afición y con la seriedad con la que plasmáis sobre el papel, la fotografía o la voz, lo que para vosotros es el mundo del toro.

2 comentarios:

Juan Plata y Alicia Rosado dijo...

gracias compañero,por el detalle la verdad es que muchas veces la afición puede con vacaciones, familia amores etc..., por eso no nos importa recorrer miles de km por estar, soportar altisimas temperaturas por estar al lado del toro, un abrazo muy fuerte que tus compañeros te apreciamos de corazón.

Juan Plata y Alicia Rosado dijo...

gracias compañero,por el detalle la verdad es que muchas veces la afición puede con vacaciones, familia amores etc..., por eso no nos importa recorrer miles de km por estar, soportar altisimas temperaturas por estar al lado del toro, un abrazo muy fuerte que tus compañeros te apreciamos de corazón.