jueves, 22 de agosto de 2013

PESE A LA CORNADA, EL APODERADO DE JIMÉNEZ FORTES Y LA EMPRESA AFIRMAN QUE ESTARÁ EN PRIEGO


La tremenda cornada que Saúl Jiménez Fortes sufrió ayer en el muslo izquierdo cuando toreaba al tercero de la tarde en Bilbao, hizo temer en un principio que el malagueño se perdiera su compromiso del próximo 1 de septiembre en Priego, aunque varias horas después en el programa El Toreo, de Canal Sur Radio, el apoderado del malagueño Julián Guerra, hizo alusión precisamente a Priego como la plaza en la que previsiblemente reapareciera.
Puestos al habla con la empresa, nos acaban de confirmar esta información, aunque aún habrá que esperar unos días para ver como evoluciona la herida, pese a que, como se suele decir, los toreros están hechos de una pasta especial y las dos semanas de baja que en un principio han pronosticado, podrían reducirse de no surgir complicaciones.
Junto a este percance, ayer también se confirmaba que la empresa que gestiona la plaza de toros de Priego y por lo tanto organizará los dos festejos de la próxima Feria Real, aplicará una notable rebaja a los precios de las localidades establecidos en un principio. Así, todas las localidades experimentarán una rebaja media del 20% con respecto al pasado año, al que hay que añadir otro 20% si las localidades se adquieren de manera anticipada, por lo que al sumarse ese 40% de descuento, la Feria de Priego se convertiría en una de las más económicas ya no sólo de Andalucía sino de toda España.
Una acertada medida por parte de la empresa que ha sabido rectificar a tiempo y hacerse eco de las demandas planteadas por un sector de la afición, especialmente el público joven, que habían expresado en distintos foros su malestar por los elevados precios que impedirían un mayor acceso a la plaza de jóvenes.

FOTO: El Correo.com

1 comentario:

antonio bermudez dijo...

Y digo yo si en Murcia ya esta anunciado silveti en sustiticion de Jiménez cortes y la corrida es el día 4, como va ha torear en Priego siendo el festejo el día 1. Ya empesamos a confundir a la gente otra vez