domingo, 2 de septiembre de 2012

TRIPLE SALIDA A HOMBROS EN PRIEGO EN UNA TARDE HUÉRFANA DE TOREO











Ficha del Festejo
Ganado: seis toros de Julio de la Puerta, anovillados y de juego desigual. Primero, quinto y sexto imposibles, segundo, tercero y cuarto noblotes, sin más.
Manuel Díaz 'El Cordobés': estocada (ovación tras fuerte petición), y estocada (dos orejas).
Juan José Padilla: pinchazo y estocada caída y trasera (dos orejas), y dos pinchazos y estocada (una oreja).
David Fandila 'El Fandi': estocada (dos orejas), y estocada y descabello (oreja).
Plaza: Las Canteras (Priego). Tres cuartos de entrada en tarde de temperatura agradable. El festejo comenzó con 15 minutos de retraso. Los tres espadas brindaron su primer toro a una sobrina del subalterno prieguense Curro Jiménez que recientemente había sufrido un accidente de tráfico del que ya se ha recuperado.


Muchas orejas y poco toreo. Con esta frase podríamos resumir lo ocurrido esta tarde en el primero de los festejos programados con motivo de la Feria Real de Priego en el que, atraído por el tirón del cartel, el público ha llenado los tendidos del centenario coso de Las Canteras en sus tres cuartas partes. Magnífica entrada de una afición cansada de carteles  mediocres y de escaso tirón, con ausencias casi cantadas y con unos precios en algunos casos prohibitivos. De ahí que buena parte de esa positiva respuesta del público la tenga la nueva empresa, que ha dado en la clave para iniciar la anhelada recuperación del coso prieguense.
Pero ojo, no es oro todo lo que reluce y ayer, una vez más, y van..., tuvimos que asistir al más claro ejemplo de la dictadura a la que está sometida la Fiesta y que, o mucho cambia la cosa o será la responsable de que sean los propios taurinos los que acaben con este arte.
De otra manera no entendemos la presencia en Priego de un encierro, impuesto por uno de los acartelados y cuya presentación era impropia incluso de una plaza de tercera. No es que queramos comparar Priego con Madrid, Bilbao o Sevilla, pero un coso con la solera e historia de Las Canteras no se merece eso. Señalar a los culpables de tal desatino es complicado porque el ganadero intenta vender sus toros, la autoridad da el visto bueno al ganado, y la empresa satisface las demandas de los actuantes. Algo que, como desgraciadamente suele ser habitual, se está convirtiendo en toda una norma.
Al margen de este nuevo episodio del cáncer que sufre la Fiesta, queda dicho que el número de apéndices fue diametralmente opuesto al bagaje artístico del festejo, en el que tres toros -- primero, quinto y sexto--, fueron auténticas almas en pena, mientras que el resto del encierro, al menos dejó entrever cositas. Con este material Juan José Padilla se llevó el gato al agua al cuajar dos faenas de corte similar. Muy variado y con gusto en el capote, espectacular en las banderillas, especialmente en el segundo de su lote, y con mucha voluntad en la muleta, recurriendo en el tramo final de ambas actuaciones a desplantes que le granjearon el favor de un público entregado de salida, que jaleó al de Jerez cuando éste se subió al caballo de picar y realizó un simulacro de la suerte de varas en el quinto de la tarde.
Regresaba Manuel Díaz El Cordobés a Priego, una plaza en la que cuenta con gran cartel, diez años después de su última actuación, y en el segundo de su lote, ya que en el primero no tuvo material alguno, pudimos degustar ese toreo ortodoxo que, en ocasiones contadas, brota del rubio torero. Cuatro tandas con la derecha a media altura que fueron, sin lugar a dudas, lo mejor de la tarde. Ortodoxia que se diluyó de un plumazo con el postrero y coreado salto de la rana y los desplantes que precedieron a una certera estocada.
Y El Fandi, como también es habitual en el granadino, cuya regularidad es a prueba de bombas, ha estado en su papel, bien en banderillas y voluntarioso y variado con la muleta, pese a no contar con el material adecuado en el que cerraba plaza.

4 comentarios:

galisteos dijo...

Tanto Priego como ese cartel, merecían un ganado a la altura. Es una pena. ¿Quien escogió los toros? me dicen que los de la novillada son casi mas grandes . lo veremos esta tarde.

Marta Leal dijo...

Los toros los impondría Fandi que mata toda la camada, ya se sabe, el toro de las figuras x imposición y a tragar o no torean

Marta Leal dijo...

Rafa Cobo, totalmente de acuerdo con tu crónica. Me acordé de dos cosas:
1.-La corrida que lidió Julio de la Puerta el año pasado en Lucena.
2.-De Andrés Luis Dorado, que hubiera,con todos los respetos a los demás, mostrado mucho más toreo que lo que se vio.
En tardes así, orejas pero en 3 días no recuerdas nada de toreo que se te quede grabado.

Francis dijo...

Buenas.

Me decido a escribir (lo estaba deseando) tras pasar 2 días, y dejar que ese sabio llamado "tiempo", alejara de mi boca las pestes que se me venían a la misma tras el festejo, y que ya comenzaron la tarde de antes tras asomarme a ver los ¿toros? puestos de manifiesto.

Y lo hago en primer lugar, dando las gracias a la empresa por llevarnos a la plaza, sí sí, porque aunque los que pagamos somos nosotros, si un mínimo de aliciente en el cartel (ya lo habíamos repetido cien veces por aquí) los tendidos de Las Canteras distarían mucho de lo visto el día 2. Y que conste que no era de mi agrado, pero sí es cierto que tirón tenía. Otra cosa es el ganado......"el eterno dilema en Priego"....pero esto merece párrafos a parte.

En segundo lugar, reconocer nuevamente tu labor, Rafa, puesto que otra vez más, has plasmado en tu crónica no sólo una visión objetiva y taurina (sí sí, taurina, que lo taurino no es sólo desplantes......otro aspecto que merece otro párrafo a parte), sino que además no te has mordido la lengua y has ido directo a la llaga culpando a las figuritas de la muerte de la fiesta, porque sí aficionados y aficionadas, la muerte de la fiesta no recae en Cataluña, ni San Sebastián, etc...las verdaderas lacras de la fiesta son esas personas como el señor Matilla, que para "lo que le queda en el convento se caga dentro" haciendo las artimañas que ya todos conocemos, y demostrando nuevamente lo gran aficionados y amantes de la Fiesta...........BASURA!!!!!

En tercer lugar, y sobre todo después de lo de ayer tarde en la novillada, ya no me queda duda de que a Priego le pegan carteles popularmente conocidos como "de pueblo", y le pegan gracias al comportamiento que hubo en los tendidos: de auténtico pasotismo cuando brotaba algo de arte; y "jaleo, lujuria y frenesí" por cuatro tonterías y otros cuatro desplantes.....y que conste que vuelvo a repetir que aquí ni yo ni nadie entiende más o menos de toros, pero al césar lo que es del césar, y aquí en Priego los olés sentidos.......escasean.

En cuarto, destacar un comportamiento feísimo (al menos para mí) e impropio de cualquier plaza. Se trata de las conversaciones de El Cordobés con el palco. Siempre tan carismático y, dicho sea, con una cordialidad exquisita, se empeñó en hacer sacar al palco las orejas que le negaba. Como he dicho, simpático, carismático, entrañable, cariñoso y no sé cuántos calificativos positivos más......pero los gestos al palco no Manolo, que nos afea más.

Y por último, la eterna cuestión, la asignatura pendiente.......el ganado. Me siento aún apenado de ver que todos los que contribuímos a presentar la mejor entrada que recordamos (había bastante más gente que en la reinauguración), pagáramos 45 euros para ver "pasearse" a las "figuras" delante de unos ¿toros? que parecían auténticos borregos........vaya pena. Pero como dices Rafa, ¿a quién culpamos?. Es cierto que el señor Matilla impone, pero no contratándolo es suficiente. La culpa es de todo aquel que entra en esta "secta" y "traga" con todo. Porque, ¿y el veedor? ¿las autoridades? ¿veterinarios?.........según los mentideros: unos 36 mil euros o por ahí para dos de las figuras y para qué, ¿para pasar apuros?..........¡QUE NO NOS JODAN MÁS POR FAVOR! Que se acuerden de la entrada que hubo, que o traen de una SANTA vez algo con más trapío o la fiesta acaba por reventar.

Un saludo a tí Rafa, y a tod@s los que se sienten como yo.