martes, 7 de septiembre de 2010

MANIFIESTO DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DEL TORO DE CUERDA EN DEFENSA DE LA FIESTA DE LOS TOROS

La Asociación Nacional del Toro de Cuerda, constituida para defender y promocionar uno de los festejos taurinos más antiguos, arraigados y extendidos del estado español, y debido a los continuos ataques injustificados a la Fiesta y a sus aficionados, manifiesta lo siguiente:

La Asociación Nacional del Toro de Cuerda representa a todos los municipios españoles que celebran festejos de toro ensogado o de cuerda, incluyendo a los que lo hubiesen celebrado y que por restricciones de la legislación no puedan hacerlo actualmente.
Defendemos el toro ensogado o de cuerda como una manifestación cultural tradicional, de carácter popular, y de gran arraigo en los municipios donde se celebra.

No en vano contamos en España con cientos de municipios que corren toros ensogados, repartidos en las comunidades de Cataluña, País Vasco, Aragón, Navarra, Castilla y León, Castilla la Mancha, Islas Baleares, Andalucía, Galicia y Comunidad Valenciana.

Debido a lo extendido y arraigado de esta tradición, y entendiendo por tradición la costumbre de un pueblo transmitida de padres a hijos, desde tiempo inmemorial, y que adquiere por tanto fuerza de ley, nos creemos con derecho de reclamar el reconocimiento y protección por parte de las instituciones de estos festejos taurinos tradicionales, independientemente de la cantidad de años que se vengan celebrando.

La intención de limitar la celebración de estos festejos a los municipios que cuentan con datos centenarios de su celebración no refleja más que incomprensión, incultura y ausencia total del sentido de convivencia que toda sociedad avanzada requiere.

Tratar de erradicar o limitar la expansión de estos festejos taurinos con leyes y no a través de la voluntad popular, pues es sabido que la postura de ciertos estamentos antitaurinos de que la fiesta está en declive y que se sustenta solo por las inyecciones económicas de la Comunidad Europea no tiene base alguna, demuestra lo anteriormente expuesto.

Sin duda estamos ante el mejor momento de la Fiesta, tanto en auge de aficionados como en organización de los diferentes Ayuntamientos, asociaciones y peñas taurinas respecto al cumplimiento de la legislación vigente.

No podemos más que recordar que la legislación española defiende el carácter cultural y tradicional de la fiesta de los toros, tanto en la Ley 10/1991 de 4 de abril, donde se defiende “el fomento de la cultura, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 149.2 del texto constitucional”, como en el Real Decreto 145/1996 de 2 de febrero, que regula el régimen jurídico de la fiesta de los toros, “entendida en el amplio sentido de sus diversas manifestaciones que se encuentran arraigadas en la cultura y aficiones populares”.

Así mismo debemos remarcar que sin duda la legislación taurina es la más restrictiva que tenemos en España, en cuanto a la organización de eventos y actividades de riesgo se refiere, y que todos los Ayuntamientos, Asociaciones y entidades que organizan festejos taurinos cumplen a raja tabla todas las exigencias legales.

En los festejos de toro ensogado o de cuerda, al igual que en el resto de modalidades taurinas, jamás se maltrata al animal. El toro o vaca utilizados para celebrar el festejo vuelve a la ganadería de origen en las comunidades donde se permite, sin menoscabo de su integridad física. En estos casos el animal simplemente realiza el trabajo para el que ha sido criado, participando en el mantenimiento de la cultura y tradición de nuestros municipios.
Si el animal es sacrificado después de su participación en festejos populares es por que la legislación autonómica así lo obliga.

Al defender los festejos taurinos, en concreto el del toro ensogado, defendemos una forma de vida tradicional del campo español, defendemos miles de empresas, y por lo tanto miles de familias, que viven alrededor de estos festejos, y defendemos la integridad del toro bravo, especie autóctona única en el mundo, y que sin estos festejos no tendría sentido su cría, pues su único aprovechamiento es la bravura.

Resulta curioso que en los municipios donde se celebran toros ensogados difícilmente encontraremos un grupo ecologista, partido político o agrupación vecinal que proteste por el abuso o maltrato del toro. Esto se debe sin duda a que todos sus vecinos han crecido junto a la fiesta del toro ensogado, viendo que el animal no sufre durante su exhibición.
Resulta increíble pensar que tanto los ganaderos como los aficionados, que vivimos todo el año alrededor de un animal, lo hagamos con el único fin de verlo sufrir y morir de forma traumática.

No podemos obviar el estudio veterinario del profesor Juan Carlos Illera, director del Departamento de Fisiología Animal de la Universidad Complutense de Madrid, que concluye científicamente que gracias a la selección que desde los orígenes de la ganadería brava vienen haciendo los ganaderos, el toro bravo no tiene sensación de dolor ni recuerdo de éste, haciéndolo un animal único en el mundo.

Por lo tanto no se puede basar un ataque a la fiesta en el “sufrimiento innecesario” que según los estamentos antitaurinos propinamos al animal en los diferentes festejos en los que se usa, comparando el dolor del toro al dolor humano, ni siquiera al de cualquier otro animal.

La Asociación Nacional del Toro de Cuerda representa a cientos de municipios españoles que exhiben toros ensogados en sus fiestas, siendo éste singular y antiguo festejo el pilar central de sus fiestas, pero no podemos dejar de lado el resto de modalidades que lo complementan, como las corridas de toros, encierros, toros en puntas, toros embolados y demás demostraciones de la tradición y cultura popular española.

Por todo esto exigimos el trato que nos merecemos por parte de las instituciones públicas.

Exigimos que la libertad, concepto que resulta ser uno de los pilares de nuestra Constitución, no se lapide por culpa del desconocimiento e ignorancia de nuestras tradiciones.

Invitamos a todas las personas que quieran conocer una tradición milenaria viva en el siglo XXI, que quieran conocer parte del bagaje cultural de nuestro país, visiten cualquiera de los municipios que disfrutan del toro de cuerda para que, una vez conocido esta hermosa tradición, juzguen Ustedes mismos si merece ser prohibido.

Aprobado por unanimidad en la Asamblea De la Asociación Nacional del Toro de Cuerda celebrada el día 4 de Septiembre en Burriana (Castellón) con motivo de la Celebración del VII Congreso Nacional del Toro de Cuerda.

1 comentario:

passiondeltoro dijo...

el comentario a estado pero ke muy bien aver si noenteramos todos ke el toro es parte de nuestra vida y nuestras fiestas taurina. asin se hablas las cosas yo estoy de acuerdo cn las cosas del comentario y digo a todos los españoles ke selenvantes de sus sillas y digan si alas fiestas populares. y yo apoyo a la asociacion del toro cuerda como otras cosas de la fiestas populares vivan los toros y sus fiestas populares