domingo, 20 de enero de 2008

CASI TRES AÑOS DESPUÉS...




Me comentaba el otro día un buen aficionado que lo de la Plaza de Toros de Priego es de Juzgado de Guardia. Un vergüenza, vamos, que un recinto de estas características esté como está.
El próximo 30 de marzo se cumplen seis años del cierre de Las Canteras y parece que la cosa va para largo. Los aficionados, poco a poco desesperan y van perdiendo la ilusión de que algún día el centenario coso vuelva a abrir sus puertas. El pesimismo reina por doquier.
Pero un rayo de luz parece haber llegado con el nuevo año y pronto veremos actividad en el histórico recinto.
Así lo confirman nuestros políticos, que el pasado 14 de enero aprobaron en la Junta de Gobierno, ¡¡de una puñetera vez!!, iniciar las obras de remodelación del callejón. La cosa parece que será inminente, ya que desde ese mismo día se han contratado a tres profesionales de la anterior Escuela Taller que intervino en la plaza de toros, dada la singularidad de las intervención y el carácter artesanal de la misma.
Junto al callejón, también se acometerán otra serie de obras complementarias como el seneamiento del muro de piedra que configura la barrera.
La intervención, que será llevada a cabo directamente por el Ayuntamiento, tiene un presupuesto de 77.992,60 euros y una duración de tres meses, por lo que, de no surgir muchos inconvenientes para el mes de mayo el callejón podría estar finalizado.
Casi tres años después de la última intervención, las obras parece que se reanudarán de inmediato. Lo importante ahora es que éstas no se detengan y que, con las ayudas de la Junta, para la próxima Feria Real puedan celebrarse festejos.
Si es así, habrá merecido la pena esperar seis años, aunque como decía en el anterior post, mucho me temo que la remodelación de Las Canteras pronto podrá compararse con la construcción de la gran pirámide del faraón Keops. Aunque en este caso, al menos, se trabajó durante 25 años consecutivos.
Tiempo al tiempo...

2 comentarios:

JUAN dijo...

Que bonito sería recuperarla. Y que pena que exista tanta incertidumbre.

Ojalá que todo tenga un final feliz.

Juan Plata y Alicia Rosado dijo...

es una pena que esa plaza se pierda, creo que es una de las primeras plazas que yo pisé, animo y seguir luchando por ella, un abrazo.